Edén Interrumpido por Carlos Sisí.

enero 03, 2013 .
Titulo: Edén Interrumpido
Autor: Carlos Sisí
Edad Recomendada: +16 años (General)
Genero: Terror
Sinopsis:
Daniel ha conseguido cumplir su sueño: tener su propia casa. Ha resultado ser un trozo de paraíso en una urbanización tranquila donde está, por fin, recomponiendo su vida y disfrutando de una paz largamente buscada. Pero el Demonio está en los detalles, dicen, y Daniel ve cómo su paraíso comienza a desintegrarse cuando algo en apariencia nimio se tuerce.

Debo admitir que me sorprendió mucho este relato y al final logro su objetivo, convertirse en una lectura extremadamente angustiante y estresante sobre todo. Una historia corta, sencilla, pero como dice la sinopsis los detalles son lo importante. Lo más interesante de la historia es que es algo tan cotidiano y que muchos hemos vivido (aunque no a tal extremo).

Daniel compra un departamento en una comunidad en su mayoría habitada por retirados o extranjeros que viven únicamente en sus vacaciones, rodeada de arboles y donde el mayor ruido proviene de los sonidos de la naturaleza, para cualquiera que sepa apreciar la belleza del silencio sin duda llamara a esto un paraíso... un edén. Cuando esta calma se ve alterada por el perro del vecino de abajo, que no deja de ladrar a todas horas y todos los días, ese edén se convierte en un infierno.

Así de sencilla es la historia, pero lo lo que mas me gusto, es como en la narración nos va envolviendo mas y mas en la angustia y estrés que sufre Daniel, que van aumentando exponencialmente con cada momento que pasa. Decir que sentí ganas de matar al perro es poco, casi empezaba a oírlo ladrar a mi lado XD. Me gusta mucho el silencio y pude empatizar totalmente con el protagonista; el final fue horrible, no voy a decir que me gusto, porque no fue así; y no es porque no fuera el adecuado, creo que no podría ser mas real, nos demuestra que es tan común en nuestra época juzgar sin conocer todos los detalles.

Un relato muy recomendable, entretenido y para pasar el rato... aunque al final te deja un hueco en el estomago.
ir arriba